sábado, outubro 06, 2012

Carta a Tom Olsen (UNICEF) do Colégio de Assistentes Sociales de Chiles

Declaración pública
CARTA A TOM OLSEN, REPRESENTANTE DE UNICEF EN CHILE
Santiago, 10 de agosto de 2012 
Sr. Tom Olsen 
Representante de UNICEF para Chile 
Presente 
Nos dirigimos a usted en forma pública con la intención de contribuir a destrabar la situación creada por la permanencia de mujeres de la Alianza Territorial Mapuche (ATM) y una niña de origen mapuche en las dependencias de la agencia de Naciones Unidas que Ud.  representa. 
Al mismo tiempo, por nuestra participación en los Colegios Profesionales desde la mirada de los derechos humanos, hemos adoptado una posición. Comprendemos que esta acción de protesta altera el desarrollo de las tareas de UNICEF, entidad que como profesionales valoramos y respetamos, dada su trayectoria en Chile y en el mundo.  Sin embargo, estimamos que la forzada alteración del espacio normal de trabajo de UNICEF no es razón suficiente para desatender las demandas de estas madres mapuche, en representación de otras madres y niños mapuche.  
Cuando un país invisibiliza la violación de los derechos humanos de familias mapuche y de sus niños y niñas, o acepta como normal la permanente ocupación por fuerzas policiales del territorio de comunidades  que demandan recuperación de sus tierras ancestrales, a quienes viven esta realidad no se les deja otra alternativa que buscar formas directas de entregar su verdad. En estos mismos días, niños y jóvenes mapuche en edad escolar, están siendo baleados, perseguidos o bien condenados en juicios desarrollados sin respeto al debido proceso, por hechos relacionados con sus reivindicaciones territoriales o sus reacciones de autodefensa ante allanamientos policiales.  La presión a la que están diariamente sometidas estas comunidades, a través de los recintos de carabineros instalados a metros de sus hogares, constituye una alteración cotidiana de su vida a la que se suman allanamientos de madrugada por fuerzas especiales, propios de tiempos de dictadura, y  vuelos rasantes con helicópteros, generando una sensación de cerco militar. Es sabido desde tiempos remotos que una población o ciudad cercada sin salida, frente a la amenaza de su destrucción material, patrimonial y cultural, reacciona con la fuerza de la desesperación y opone una inusitada resistencia a la ofensiva de quienes apoyan o sostienen el cerco. Como profesionales, encontramos en ese axioma una explicación a las complejas reacciones de los afectados por la violencia en un conflicto en que los actores son el Estado, las comunidades y las empresas forestales que ocupan el territorio por ellas demandadas. Sin territorio, no hay pueblo mapuche, y esa es su demanda central. Los hechos recientes de represión y tortura denunciados por el Instituto Nacional de Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ,  la Fundación de Apoyo a la Niñez y sus Derechos, el Observatorio Ciudadano y la Comisión Etica Contra la Tortura, entre otras entidades chilenas, no han terminado con estas prácticas ni sensibilizado a las autoridades. Por ello la impotencia de las familias afectadas da como resultado acciones por medios no habituales, que a su vez pueden llegar a alterar o perturbar la tranquilidad o espacios de otras personas. 
 


Es en ese marco que nos dirigimos a Ud. para solicitarle que tenga a bien visitar a las comunidades  afectadas por la violencia en la comuna de Ercilla, Región de la Araucanía, y conocer la real situación de los niños y niñas para – en su condición de representante de UNICEF – observar  e interactuar con el gobierno y el Alto Comisionado de la ONU respecto del cumplimiento o no de las obligaciones respecto de los derechos del Niño. En la web leemos que  “UNICEF fomenta los ámbitos protectores que ayudan a prevenir y dar respuesta a la violencia, la explotación, el abuso y la discriminación, así como la protección de los niños y niñas que han quedado en estado de vulnerabilidad debido a las situaciones de emergencia.” Los niños mapuche de las comunidades citadas viven una situación de emergencia que amerita desde UNICEF una urgente intervención de carácter propositiva en terreno. En el mundo cambiante en que vivimos, la legitimidad de las instituciones de Naciones Unidas está ligada a la capacidad que muestren para abordar los problemas que les competen aceptando la participación de los involucrados y no sólo la de los gobiernos, escuchando las necesidades y propuestas de los representantes locales del pueblo mapuche y sus familias, con el diálogo y el respeto como componentes esenciales de esa intervención. Sabemos que la ATM ya generó junto a CEPAL el estudio Desigualdades Territoriales y Exclusión Social del Pueblo Mapuche en Chile. Situación en la comuna de Ercilla” , por lo tanto no se requiere un nuevo diagnóstico sino propuestas concretas, en conjunto con el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, de acciones orientadas al retiro de las fuerzas policiales  de la zona y aseguramiento de los derechos de los y las niñas. Desde nuestras respectivas competencias profesionales y sobre la base del compromiso con el respeto a los derechos humanos que guía nuestro accionar como Coordinador de DDHH de los Colegios Profesionales, nos ponemos a disposición de UNICEF para acompañar los esfuerzos a realizar en el sentido señalado. 
Le saludan atte. 
p. Coordinador de Derechos Humanos Colegios Profesionales de Chile
Luis Astorga J.
Contador Público

Capítulo de Derechos Humanos Colegio de Asistentes Sociales de Chile, Comisión de Derechos Humanos del Consejo Regional Metropolitano del Colegio de Contadores de Chile, Departamento de Derechos Humanos del Colegio de Periodistas de Chile, Comisión de Derechos Humanos del Colegio Médico de Chile, Colegio de Matronas de Chile, Comité de Derechos Humanos y Ciudadanos del Colegio de Arquitectos de Chile, Fernando Alvarez C., Médico Veterinario
 

segunda-feira, outubro 01, 2012

Serviço Social Português:Eric Hobsbawm, grande intelectual marxista e amante do jazz

Eric Hobsbawm, grande intelectual marxista e amante do jazz
 
 

O historiador britânico Eric Hobsbawm, que morreu nesta segunda-feira em Londres aos 95 anos, foi um dos intelectuais mais influentes da segunda metade do século XX
 
(..)
Entre seus títulos mais importantes, que marcaram gerações de historiadores e cientistas políticos, estãoEra dos Extremos: o Breve Século XX: 1914 - 1991 eGlobalização, Democracia e Terrorismo. Hobsbawm ficou especialmente conhecido por sua série A Era das Revoluções, Era do Capital, "A Era dos Impérios eEra dos Extremos, traduzida a mais de 40 idiomas.
O admirado intelectual, que utilizou os princípios do marxismo para explicar o mundo atual, publicou seu último livro em 2011, intitulado Como Mudar o Mundo.
Eric Hobsbawm nasceu em Alexandria (Egito) em 1917 - às vésperas da Revolução Russa -, de pais judeus, Leopold Percy Obstbaum, comerciante britânico, e Nelly Grün, escritora austríaca. Eric - cujo sobrenome foi modificado por um erro na certidão de nascimento, cresceu em Viena (Áustria) e Berlim (Alemanha), antes de se mudar para Londres, em 1933, o ano em que Hitler chegou ao poder na Alemanha.
O jovem e sua irmã Nancy, que foram criados em inglês por seus pais, ficaram órfãos na adolescência e foram adotados por seus tios, com quem foram ao Reino Unido. Aos 14 anos, o pensador se filiou ao Partido Comunista em Berlim, afiliação que levou para a Grã-Bretanha, onde foi membro da formação britânica até pouco antes de seu desaparecimento em 1991 (apesar de dizer que a tinha abandonado durante a invasão soviética da Hungria em 1956).
X, cuja vida e obra refletem seu profundo compromisso com o marxismo.
Após estudar na universidade inglesa de Cambridge, em 1947 se tornou professor na universidade londrina de Birkbeck, com a qual colaborou durante anos até chegar à reitoria. Ao longo de sua carreira, Hobsbawm gerou polêmica por suas ideias políticas, que em sua opinião o impediram de progredir mais rapidamente no mundo acadêmico.
Em sua autobiografia, Tempos Interessantes, publicada quando tinha 85 anos, escreveu: "Pertenço a uma geração para a qual a revolução de outubro representou esperança para o mundo".
Amor pelo jazz

Casado duas vezes, com Muriel Seaman e Marlene - hoje sua viúva -, e pai de três filhos, Julia, Andy e Joseph, Hobsbawm era, além de admirador de Marx, um apaixonado pelo jazz. Durante anos foi o crítico de jazz da revista progressista New Statesman, sob o pseudônimo de Francis Newton - em homenagem ao trompetista comunista de Billie Holiday -, e escreveu um livro sobre o estilo.
Após publicar sua primeira obra em 1959, nos anos 1960 se estabeleceu como historiador de referência internacional, com uma análise da história não baseada na vida dos reis e estadistas, mas no contexto econômico e social. Embora consciente dos excessos do comunismo totalitário, Hobsbawm foi fiel até o fim a suas ideias socialistas e sustentava que "a injustiça social ainda deve ser denunciada e combatida", já que "o mundo não vai a melhorar por si só".
No Reino Unido, onde foi membro da Academia Britânica de Ciências Sociais, o governo trabalhista de Tony Blair intermediou em 1998 para que fosse concedida ao autor a condecoração real de "Companheiro de Honra" por seu trabalho nas ciências humanas. Eric Hobsbawm, que há anos lutava contra a leucemia, faleceu na primeira hora do dia no hospital Royal Free de Londres, onde estava sendo tratado de pneumonia, segundo informou sua família.
 
 


Serviço Social Português Memória Social de Horacio Guarany

As Novas Politicas de Autonomia Universitária I ?